Cómo gestionar el McDonald’s

 

Hoy quiero compartir contigo una experiencia y unas reflexiones por si te pueden ayudar a gestionar un poco mejor la alimentación saludable de los peques de tu casa.

 

El tema es que nuestro hijo Pol, de ya casi 9 años, llevaba tiempo pidiéndonos que quería probar las burguers del McDonald’s. Imagina cómo se me quedó la cara al escuchar su deseo. Pero al momento pensé.. ¡Cris!… esto tenía que llegar algún día. Y mejor que sea sincero, que nos transmita su deseo ahora, a que se aguante y cuando sea mayor se harte de la comida Fast Food.

Pero antes de ir más allá en la experiencia, quiero ponerte en situación sobre qué tipo de alimentación lleva mi hijo.

 

Pol lleva desde el año de su nacimiento, una alimentación sana y consciente. Equilibrada, basada en verduras frescas y de temporada.  Una alimentación con proteínas de origen vegetal y animal, pero siendo estas de máxima calidad y siempre en cantidades moderadas. Los únicos embutidos que toma es jamón de buena calidad y de vez en cuando unos mini ‘espetecs’ ( embutido típico catalán ) a modo de excepción. Los lácteos que come siempre son de cabra u oveja.  La alimentación de Pol siempre ha sido muy limpia y natural, sin procesados, ni refinados, ni precocinados. Con sus grasas saludables y libre de grasas trans.  Los métodos de cocción de la alimentación diaria de  Pol son los más naturales posibles eliminando los fritos.

A comentar que durante su embarazo también llevé una alimentación súper natural. Vamos… ¡Que me cuidaba muchísimo! Nada de comida rápida.  Y le di el pecho hasta los 7 meses.

Supongo que algo bien hemos hecho porqué salvo algún resfriado y una varicela muy leve, Pol no se ha puesto nunca enfermo , no ha tomado ningún antibiótico y el único medicamento que le hemos dado fue el Aerored porqué de pequeño tenía muchos gases y estábamos desesperados buscando una solución que le aliviara ya que la homeopatía no le hacía efecto.

 

Volviendo a la historia….. Como mami y dedicándome a lo que me dedico 😉 , sabía perfectamente que llegaría el día que Pol querría probar el McDonald’s . Ya que su marketing es de los mejores del mundo mundial y el entorno de Pol está lleno de niños que al menos , mínimo una vez han ido al gigante del fast food.

 

Cuando se lleva una alimentación diferente , hay veces que no resulta fácil seguirla, y menos cuando se es niño. Y yo me pregunto… ¿Por qué lo ‘diferente’ ha terminado siendo lo sano? La comida procesada apareció en nuestras vidas justo hace pocas décadas. ¡Pero cómo lo ha hecho! Juegan con la falta de tiempo, de información  y de recursos económicos. Juegan con las emociones de sus consumidores haciendo creer que si ellos van a sus ‘restaurantes fast-food’ tendrán una experiencia feliz.

 

Cuando quieres que tu hijo siga una alimentación saludable, lo primero es ser su mejor ejemplo y en segundo lugar explicarle una y otra vez con mucho cariño qué beneficios tiene cuidarnos tanto y qué secuelas nos deja consumir alimentos procesados y de tan baja calidad. Y la guinda es hacer platos ricos, muy ricos y divertidos.

 

Por ejemplo… a Pol le cuesta más el pescado, porqué dice que está harto , jajajja!!! En casa comemos bastante. Pero una manera de comerlo súper bien es en forma de burguer. Cualquier cosa que no guste a tu hijo prueba en dárselo en forma redonda, ¡ya verás como cuela! 😉 Pol adora las hamburguesas… incluso las de bacalao.

 

Lo reconozco… tuve que mentalizarme durante unos días para llevarlo al McDonald’s. Me resultaba increíble como incluso después de ver el documental Super Size Me   y tras unos años, quisiera probar esa comida tan perjudicial para la salud. Pero dado este punto, había una parte de ‘normal’ ya que él quería conocerla de primera mano, dar su opinión directa. Lo cual en casa lo encontramos totalmente lógico tras hacer la reflexión.

Así que fuimos un sábado y  le dejamos que eligiera lo que quisiera : Burguer con queso, patatas, cocacola ( eligió la light ) y helado de nata con cookies. ¡Toma ya!

 

Mientras Pol estaba comiendo le invité a analizar cómo era la gente de su alrededor ya que el 90% de los asistentes , adultos y pequeños, tenían un punto en común, sobrepeso o incluso obesidad. 

 

 

 

 

Debido a mi anterior experiencia  con el peso,  conoce mi historia  , en casa nunca hablo del peso, es más, si alguna vez Pol ha hecho algún comentario al respecto, siempre le quito importancia. Pero porqué él está en un normopeso. Pero por desgracia no es lo habitual en los niños de nuestra sociedad.

Los números son alarmantes . Según la última Encuesta Nacional de Salud del INE    el 28% de los niños  y adolescentes españoles de edades comprendidas entre los 2 y los 17 años sufren sobrepeso u obesidad. O mira este artículo de La Vanguardia donde su gráfica del mundo y sus datos nos desvelan la cruda realidad.

 

También le invité a que se escuchara durante las siguientes horas de haber comido en el fast food. Cómo se sentía de energía, si digería bien…

¿Sabes qué pasó? Pol no se pudo terminar la burguer, él, que en casa se las come de dos en dos. No le gustó nada el queso, dejó la mitad de  la cocacola,  no le gustó el quetchup y dejó la mitad del helado. Se sintió con la barriga pesada toooda la tarde. No quiso merendar ni apenas cenó, cuando él no perdona ni una comida ¡nunca!

 

 

 

 

 

Su conclusión fue que no quiere volver nunca más a un McDonald’s. Yo feliz de escucharla , pero sé , que puede que vuelva.

 

A nuestras manos está que nuestros hijos tomen consciencia de bien pequeños , de lo importante que es alimentarse bien. A nuestras manos está enseñarles los principios de una alimentación saludable para que sean su mejor versión y no se encuentren con sobrepeso y problemas de salud a edades tan tempranas.

 

No digo de no ir nunca a un Fast Food, siempre podemos hacer excepciones . Pero aún así también podemos elegir opciones mucho más saludables 😉

 

 

‘Ensalada de Viena’

 

‘Ensalada del McDonald’s’

 

 

Espero que nuestra experiencia y reflexiones te inspiren y  sean de ayuda.

Si tienes algo que compartir conmigo escríbeme en comentarios, será un placer saber de ti.

Cris

 

12 de julio de 2019

Etiquetas: , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
El responsable de tus datos será Cristina Manyer  y serán enviados a CDmon para poder responder tu comentario. Deberás entender que esta información es pública, y los datos que coloques en este formulario los leerá cualquier visitante de este sitio web. Conservaré esta información por el tiempo que dure esta entrada del blog o que tú decidas eliminar el comentario. Puedes ejercer tus derechos de acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


© Cristina Manyer | Diseño web: Esther Barniol