Cómo preparar la piel para el verano

by Cristina Manyer
640

Cuando llega el bueno tiempo, con el aumento de las temperaturas apetece mucho exponer la piel al sol después de tantos meses hibernando. Pero debemos prepararla para evitar que envejezca aceleradamente y así lucir un bronceado saludable. En este artículo encuentras los pasos más importantes para cuidar la piel por dentro y por fuera.

CUIDADOS INTERIORES

 

LA HIDRATACIÓN

El 15% del volumen total del agua de nuestro organismo se encuentra en la piel. Factores como el sol, ambientes secos, una mala alimentación y/o unos malos hábitos de vida pueden acelerar la pérdida de agua generando deshidratación, una piel seca, apagada y con más tendencia a las arrugas.

Una piel bien hidratada es flexible y suave e incluso tiene un color mucho más luminoso. Una buena hidratación impide la tirantez y el picor, y proporciona un buen confort a la piel. La deshidratación es uno de los motivos principales del envejecimiento prematuro.

Por eso el primer consejo que te doy es que te hidrates, no esperes a sentir la sensación de sed porque será señal de que ya hay una deshidratación. Para ello elige las mejores opciones : agua mineral, infusiones, zumos verdes, agua con limón, agua saborizada hecha en casa, caldo vegetal, de pescado o un buen caldo de huesos.

 

LOS ANTIOXIDANTES

Son sustancias que pueden prevenir o retrasar el daño a las células causado por los radicales libres, moléculas inestables que produce el organismo debido a una oxidación como reacción a las presiones del ambiente o de otro tipo:  por el estrés, por el exceso de deporte, contaminación, tabaco o largas exposiciones solares .

Los flavonoides, flavonas, catequinas, polifenoles y fitoestrógenos son todos tipos de antioxidantes y fitonutrientes, y puedes encontrarlos todos en alimentos de origen vegetal.

Cada antioxidante tiene una función diferente que no es intercambiable con otra. Por eso es importante tener una dieta muy variada y con mucho color.

Tomates, zanahorias, col lombarda, espinacas, col kale, germinados, pimiento rojo, berenjena, huevo, aguacate, nueces de Brasil, calabaza, ajo, cebolla, puerro, arándanos, fresas, cerezas, albaricoques, frambuesas, moras, té verde, té matcha, bayas de Goji, canela, jengibre, cúrcuma, guindilla, semillas girasol y de calabaza. Granada, kiwi, pomelo, naranja, mandarinas, cacao, manzana, remolacha cruda, perejil, coliflor, brócoli, coles de Bruselas, …

Mi ‘truqui’, añade polen cada día a tu desayuno, tiene maravillosos beneficios para la piel y todo tu increíble templo.

 

LAS GRASAS

Esos macronutrientes que necesitamos para nuestra salud incluso para cuidar del mayor órgano, la piel.

Fuera miedos, la clave está en la calidad y la cantidad. Llevar una alimentación con un 15% rica en grasas nos hará lucir una piel mucho más bonita, incluso a retrasar la aparición de las arrugas.

Elige grasas saludables como :

Aceite de oliva, aceite de coco, aceitunas, manteca de coco, semillas de girasol, calabaza, sésamo, chía, yema de huevo, kéfir de cabra, aguacate, almendras, nueces, avellanas, cacahuetes, tahín, crema de frutos secos, ghee, pescado azul pequeño.

 

CUIDADOS EXTERIORES

 

LA EXFOLIACIÓN

¡Renueva la piel! El primer paso de cualquier tratamiento empieza con una buena hidratación y exfoliación. Esta es la mejor opción para lucir una piel rejuvenecida, dejar de lado la piel apagada y eliminar células muertas. La exfoliación fortalece la dermis, aporta elasticidad y suavidad a la piel y a la vez la hace más resistente al sol, lo que favorece un bronceado uniforme.

La exfoliación más completa incluye cara y cuerpo con la frecuencia adaptada a tu tipo de piel.

Mi mejor opción sin duda es el exfoliante natural y sin microplásticos FRESH scrub. Me enamoré desde su primera aplicación. Los gránulos exfoliantes de luffa, bambú y semilla de granada retiran células muertas de la piel delicadamente y en profundidad. El extracto de romero revitaliza y apoya la regeneración de la piel. Los aceites de semilla de cáñamo y almendra dejan una sensación lisa y sedosa en la piel, preparada para absorber cualquier tratamiento

 

LA HIDRATACIÓN

Una buena hidratación hace que los niveles de agua de la piel estén equilibrados y que la barrera protectora se vea más fortalecida y flexible, lo que lleva a que zonas más delicadas y finas del cuerpo, como puede ser el rostro, estén protegidas de agentes externos tales como el clima, la contaminación o el propio maquillaje. Para que esto suceda, debes incorporar en tu ritual de belleza, una buena crema tanto de día como de noche adaptada a tu tipo de piel.

Si tienes la piel con exceso de grasa te aconsejo la FRESH cream light.  Este cuidado hidratante ligero ha sido creado especialmente para piel que tiende a brillar y a impurezas. Aclara la tez y proporciona un aspecto uniforme. Su textura es tipo gel, refrescante y de muy rápida absorción. Los aceites seleccionados, como los de andiroba, asaí, copaiba, semilla de uva y tamanu, se absorben rápidamente y muy bien en la piel, además de ser antiiflmamatorios y antioxidantes. El zinc PCA, el sulfato de zinc y el cobre PCA regulan la producción sebácea y pueden contrarrestar el brillo indeseado de la piel. El bisabolol y un extracto de corteza de magnolia son antiinflamatorios y calman la piel.

Si tienes la piel mixta te aconsejo la  FRESH cream medium.  Las sustancias activas de jiaogulan, también llamada hierba de la inmortalidad, son antioxidantes y refuerzan la barrera dérmica. Una mezcla de ácido hialurónico de cadena corta y larga regenera e hidrata. Los aceites seleccionados, como los de nuez de macadamia, berro de prado y baobab, evitan que la piel se seque. Las sustancias activas de jara, también llamada planta de la belleza, aumentan la hidratación de la piel. Las mantecas de cupuaçu, mango y karité cuidan la piel y le dan una agradable sensación sedosa.

Si tienes la piel con tendencia a la sequedad te aconsejo la FRESH cream rich.  Los aceites de nuez de macadamia, coco y onagra nutren y fortalecen la piel exigente, mientras que el aceite de baobab mantiene la piel suave. Un cóctel vegetal de astaxantina y extracto de baya de saúco surte un efecto antioxidante y revitaliza las células cansadas. Las sustancias activas de la jara, también conocida como planta de la belleza, aumentan la hidratación de la piel.

 

 

Pero, ¿qué pasa si ya has cumplido más de 30 primaveras? Pues que tu piel necesita más mimos y atención ya que el proceso natural de envejecimiento empieza a acelerarse. Para lucir tu piel en su máximo esplendor en cada etapa de su vida es necesario escucharla y observarla para darle lo que va necesitando. Todo esto se puede conseguir con una ayuda extra, la que proporcionan los sérums.

De los 30-40 años, la mejor opción es el FRESH hydro serum    . Puede captar moléculas de agua del entorno y trasladarlas a la piel. La barrera dérmica se refuerza y la piel se presenta de nuevo con plenitud y brillo fresco.

A partir de los 40, la mejor opción es el sérum antiarrugas FRESH anti wrinkle serum  . Alta concentración con efecto duradero: el sérum revitalizante estimula la piel y alisa arrugas de forma prolongada, fomentando la regeneración y renovación celular. La piel presenta un aspecto más juvenil y fresco al acto.

 

La piel deshidratada es uno de los motivos principales del envejecimiento prematuro. Al debilitarse la piel, esta se seca y pierde colágeno, lo que acelera el proceso de envejecimiento. Si no quieres que los primeros signos de la edad aparezcan antes de tiempo, no tengas miedo de usar ya una crema hidratante antiarrugas. Aunque la edad natural de empezar a usarla son los 30, los expertos coinciden al recomendar su uso mucho antes para hidratar la piel correctamente y prevenir así la aparición de arrugas.

 

LA PROTECCIÓN

No debemos tener miedo al sol. El sol es imprescindible para la vida y en concreto, para muchos de nuestros procesos metabólicos como la fijación del calcio en los huesos que solo se puede hacer a través de la vit.D que producimos de manera endógena cuando tomamos el sol. Si no hay sol, no hay vit.D, no hay huesos fuertes, así de simple.

Lo que nos debe preocupar es cómo tomamos el sol. Deberíamos hacerlo, alejados de las horas puntas y sin protección. Si queremos pasar largas horas en la playa o montaña en pleno sol, aquí sí que deberíamos elegir un buen protector solar libre de filtros químicos, que respete tu salud y la del planeta, sobretodo la del ecosistema marino, ya que cuando nos bañamos al mar dejamos partículas de nuestras cremas, que si no son con microplásticos ocasionan severos desequilibrios.

Mi protector preferido es el FRESH sunscreen SFP20 . Protege y cuida la piel bajo el sol. Su fórmula resistente al agua y sin nanopartículas con FPS 20 apuesta por filtros solares minerales naturales. Perfecto para todos quienes deseen prescindir de los filtros UV sintéticos. Este protector solar genera un bronceado uniforme y contrarresta intensamente los síntomas de envejecimiento cutáneo causado por el sol. Los dióxidos de zinc y titanio hacen de escudo natural contra rayos UV nocivos. Los aceites de comino negro, karanja y cardo mariano contribuyen a proteger del sol de forma natural. El extracto de cúrcuma regenera las células y protege de radicales libres. El aceite no grasiento de Crambe abyssinica contiene ácido erúcico y permite una aplicación cómoda. El bisabolol y la coenzima Q10 protegen las células.

Un protector solar que nos protege a toda la familia y sin dejar la piel blanca, una maravilla. Lo puedes encontrar aquí.

Evidentemente siempre acompañamos con una protección extra exterior, con unas buenas gafas de sol y un gorro o pamela. Incluso llevar una sombrilla a la playa si vamos a las horas más potentes, de 12-17h.

 

REGENERACIÓN

 

Tras una exposición solar, aun que haya sido con protección, hay que tener una serie de cuidados especiales a la piel. Necesita aún más hidratación, nutrición y regeneración.

Te presento mi tratamiento post-sol preferidoFRESH aftersun. Hidratación calmante después de tomar el sol, que además refuerza el bronceado. También se puede utilizar durante todo el año como leche corporal ligera que deja un bronceado suave. El extracto de incienso y magnolia alivia irritaciones y calma la piel. Los aceites de berro de prado, kukui, sésamo y espino amarillo
producen una sensación sedosamente lisa en la piel. La ectoína y la lecitina hidratada previenen la deshidratación de la piel. El extracto de Porphyridium cruentum estimula la producción natural de melanina, que puede intensificar y prolongar el bronceado. La eritrulosa natural proporciona un bronceado ligero.

 

LOS SUPLEMENTOS

 

Ellos nos ayudan mucho a llegar donde no llega la alimentación. Son auténticos aliados para retrasar los efectos del envejecimiento protegiendo la piel, células y aportando vitalidad.

Te presento mis preferidos, todos ellos veganos :

Las CAPS protect son un verdadero multitalento a la hora de proteger de radicales libres causados por el sol, contaminación o luz azul. El cobre con “efecto antiluz azul” ayuda a las células a protegerse de estrés oxidativo y proporciona una pigmentación óptima de la piel y el cabello. La    L-tirosina constituye junto al cobre la base de la formación de melanina y proporciona un cutis de aspecto uniforme con la ayuda de flavonas, antocianinas y ácidos hidroxicinámicos de extracto de naranja sanguina. Además de los ojos, la luz azul de las pantallas también afecta a la piel. La astaxantina de extracto de Haematococcus pluvialis así como la luteína y la zeaxantina de extracto de flor de tagetes protegen de “envejecimiento digital”.

 

Las CAPS BEYOND omega son la fórmula revolucionaria de BEYOND omega aporta ácidos grasos de omega 3, vitaminas liposolubles y metabolitos secundarios en máxima calidad. El EPA y el DHA de microalgas ayudan a mantener la función cardíaca normal.* El DHA contribuye a mantener la función cerebral y la vista.** La vitamina D3 liposoluble de extracto de liquen desempeña un papel primordial en numerosos procesos del cuerpo humano y propicia un aporte de vitamina solar durante todo el año. El extracto de arándano contiene antocianinas, apoya la vista desde dentro y permite una mejor visión nocturna y crepuscular. Los metabolitos secundarios del licopeno, la astaxantina, la luteína y la zeaxantina, así como la vitamina E son antioxidantes y protegen de radicales libres.

 

El PACK antiox con antioxidantes hidrosolubles y liposolubles apoya las defensas del cuerpo y protege las células de radicales libres. El OPC, el resveratrol y las antocianinas de extracto de semilla de uva tinta y el zinc de trigo sarraceno contribuyen a mejorar la situación antioxidante de células y tejidos.
La vitamina B6 y B12 de quinua y la vitamina C de acerola contribuyen a mantener el funcionamiento del sistema inmunológico. La cúrcuma apoya el hígado, los pulmones, el corazón y el sistema inmunológico.

 

¿EMPEZAMOS?

 

Ya ves que podemos hacer muchas cosas para cuidar la piel como se merece. Y no debería de ser un esfuerzo, ni obligación, ni mucho menos una obsesión. Cuidarse nos aporta amor y respeto y de paso, si nos vemos mejor ayuda a aumentar nuestra seguridad y autoestima. Pero siempre siempre debemos cuidarnos con productos de calidad para evitar todos los efectos negativos de los químicos.

Si necesitas asesoramiento personalizado puedes contactarme a hola@cristinamanyer.com  y con mucho gusto te ayudo a encontrar la mejor fórmula adaptada a ti.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Mis cursos